Present

A space for reading

Se trata de productos que han sido modificados a través de la inserción de genes exógenos de especies animales o de plantas.

Estos se basan en procesos de selección donde se tiene la intención de procrear derivados con mejores genes.

Esto puede tener efectos secundarios, no sólo en la salud de las personas, sino también, en los especímenes utilizados para el procedimiento.

Algunos de los beneficios de consumir estos alimentos son los siguientes:

–          Se tratan de alimentos con más cantidad de nutrientes.

–          Acondicionamiento de las plantas.

–          Mejor sabor de los productos.

–          Aumento en la producción y ahorro en recursos.

–          Aceleración del crecimiento de plantas y animales.18

–          Mejor producto a la hora de cocinarlo.

–          Derivación de los alimentos para mejorar medicamentos o vacunas.

Por otro lado, también se han dado varias desventajas a la hora de elaborar dichos productos:

–          Sustancias tóxicas.

–          Pérdida de biodiversidad.

–          Suelo contaminado.

–          Intoxicaciones por alergias o intolerancias.

–          Daños irreversibles en plantas y animales tratados.

Ante estos dos puntos de vista, cabe preguntarse si realmente merece la pena consumir este tipo de alimentos. Lógicamente, la decisión de consumirlos o no, depende de cada uno pero a la hora de la verdad sí es cierto que pueden aparecer una serie de características muy positivas, aunque por otro lado, puede ser perjudicial a la larga para la salud de la sociedad.

logo